Año tras año el acero inoxidable va adquiriendo presencia en cualquier cocina, especialmente en las cocinas industriales. Tendemos a pensar, por su nombre, que no se oxida bajo ninguna circunstancia y que no puede sufrir daños. Pero como cualquier material, si no se cuida, puede sufrir algún perjuicio, daño o mancha

No todas las recomendaciones que nos dan son correctas, por lo que hay que tener cuidado con los productos que utilizamos para limpiar muebles de acero inoxidable, tanto si es mobiliario de hostelería como si es para el hogar.

Si quieres saber cómo limpiar y cómo no limpiar el acero inoxidable, sigue leyendo.

Índice de contenido

TRUCOS PARA LIMPIAR EL ACERO INOXIDABLE.

Lo primero de todo es tener cuidado, muchas veces nos recomiendan productos que nos dicen que lo limpian todo sin esfuerzo y que no dejan marca y a la larga es peor. El cuidado del acero inoxidable es más simple de lo que parece y, por su características, mantenerlo es fácil con poco esfuerzo.

limpiar muebles de acero inoxidable

LIMPIAR EL ACERO INOXIDABLE CON AGUA Y JABÓN (Y MUCHAS GANAS)

Por mucho que nos digan, al final la mejor solución para limpiar los muebles de acero inoxidable es coger un paño o bayeta de microfibra con agua tibia, un poco de jabón y frotar sobre la superficie manchada. Frotando con ganas todas las manchas se van. Finalmente, no olvides aclarar y secar bien lo limpiado.

Este mismo proceso, si la mancha no es correosa y es reciente, se puede hacer sin jabón.

OTROS TRUCOS PARA LIMPIAR EL ACERO INOXIDABLE

Aceite de oliva.

Si frotamos con un trapo y aceite de oliva, aunque nos parezca sorprendente, más de una mancha desaparecerá. No es efectivo contra todo tipo de manchas, pero puede valerno.

Vinagre.

De la misma manera que nos puede valer el aceite de oliva, puede valernos el vinagre. Este producto es más típico y utilizado para las labores de limpieza que el aceite, así que a pocos nos extrañará que también pueda servir para limpiar los muebles de acero inoxidable.

Bicarbonato sódico y agua.

Una disolución de agua con un poco de bicarbonato sódico es otra opción. Primero debemos verter la solución sobre la zona manchada, dejarla actuar un par de minutos y después frotar. No es nuestra opción favorita pero puede valer.

Disolución de agua con amoniaco.

Esta mezcla es otra de las recomendadas, y puede ser efectiva. Aunque de todas estas es la que menos nos gusta.

CÓMO NO LIMPIAR MOBILIARIO DE ACERO INOXIDABLE

Como hemos mencionado anteriormente, no todos los métodos son recomendables. Cuando te recomienden alguna opción distinta a las mencionadas anteriormente, primero infórmate bien porque tu mueble de acero puede acabar dañado.

Sin ácidos.

Cualquier producto que sea un ácido como un disolvente es corrosivo y dañino para el acero inoxidable. Muchos recomiendan este tipo de productos, a veces pensando que por ser más «técnicos» y elaborados van a ser mejores, pero lo cierto es que pueden hacer que tu mueble de acero inoxidable quede hecho un desastre.

Para acabar, nosotros solo podemos decir que nuestra opción preferida es la de AGUA CON JABÓN Y MUCHAS GANAS. Es lo mejor para la salud del mueble.